Setenta y un años de chuchos y bombas

Los pasteles de Murua acompañan a los elgoibarreses desde 1935

DEBAGOIENA. DV. Si alguien ha hecho más dulce la vida de los elgoibarreses, ésa ha sido la pastelería Murua. Durante más de 70 años, sus pasteles han estado presentes en las mesas de Elgoibar y todo apunta a que van a seguir estándolo muchos años más.

 

 

Los orígenes de esta relación entre Elgoibar y la pastelería Murúa nos trasladan hasta el barrio bergarés de Elosua, donde nacieron José Ramón Muruamendiaraz y la que sería su mujer María Bastarrika. Tras aprender el oficio en la pastelería Múgica, de Bergara, José Ramón aterrizó en Elgoibar a comienzos de los años 30 con las miras puestas en labrarse un porvenir. En 1935 dio el gran paso y, junto con su mujer abrió una tienda de ultramarinos en el número 2 de la calle San Francisco, en la que, además de los productos propios de cualquier tienda, vendía los dulces y pasteles que el mismo preparaba en un horno de leña, situado en la zona de huertas que había tras el edificio.

 

Los elgoibarreses empezaron a apreciar los chuchos, relámpagos y canutillos que preparaba aquel joven bergarés al que pronto rebautizaron como José Murúa. «Los amigos de Bergara le decían que en Elgoibar le habían quitado no sólo el nombre sino también el apellido. Cada vez que llegaba alguien a la tienda preguntando por José Ramón Muruamendiaraz ya sabíamos que era de Bergara o de Elosua», recuerda Juani, una de sus hijas.

 

Desgraciadamente, apenas un año después de abrir la tienda, la guerra civil se cruzó en el camino de José y María. «El padre se incorporó a filas, y la tienda quedó a cargo de nuestra madre, la tía Juanita -quien luego abriría también una pastelería en Mondragón-, y Gabriel Gabilondo, Gabi. Fueron tiempos muy difíciles, con bombardeos, sin apenas género para hacer sus pasteles,...», señala Isabel, la hija mayor de José y María.

 

A pesar de ello, la tienda siguió funcionando y en 1943, se trasladaron al número 34 de la calle San Bartolomé, donde el establecimiento siguió compaginando su faceta de pastelería con la de tienda de ultramarinos. De hecho, no fue hasta 1963 que decidieron diferenciar ambos negocios de una manera más nítida. La tienda de ultramarinos se instaló en el número 35 de la calle San Bartolomé, y el número 34 pasó a dedicarse exclusivamente a pastelería-heladería, con el fin de responder a la demanda cada vez mayor de sus dulces productos. Según señaló Juani, «además del trabajo en el obrador, solíamos hacer en casa tabletas de chocolate a la taza y caramelos de malvavisco. También empezamos a tostar café. Sacábamos la tostadora a la plaza Txikita y allí la hacíamos trabajar, inundando toda la plaza con el olor del café tostado».

 

1986 fue otro año clave en la historia de esta familia ya que en esa fecha la pastelería se trasladó al número 35 y el número 34 se convirtió en el obrador, papel que va a dejar de desempeñar dentro de muy poco tiempo ya que, próximamente, van a inaugurar uno nuevo en la calle Xixilion, ubicada en terrenos de la antigua fábrica de máquinas de coser Sigma.

 

Tarta imperial

Las tortas de San Blas y los roscones de Reyes han sido dos de los productos estrella de la pastelería Murúa, pero si hay un producto propio de la habilidad repostera de esta familia es la Tarta Imperial, postre hecho a base de bizcocho relleno de crema y cubierta por yema bañada en almíbar, que fue ideado por el propio José.

 

La semilla sembrada por José y María fructificó en sus ochos hijos (Isabel, MªTere, Pilar, José Mari, Juani, Merche, Luis Mari y Ramón, estos dos últimos ya fallecidos), que apostaron por mantener en funcionamiento la pastelería tras la desaparición de sus padres.

 

Ahora, una tercera generación se ha sumado a la cadena que se inició en 1935, con la incorporación de Koldo, uno de sus nietos, que se dedica a elaborar pasteles con los que seguir endulzando la vida a los elgoibarreses.

 

AITOR ZABALA

Fuente: Artículo del 06-08-2006 / Diario Vasco.com

 

Enlace:
http://www.diariovasco.com/pg060204/prensa/noticias/BajoDeba/200602/04/DVA-BJD-065.html

Muruamendiaraz

Buletinetarako harpidetza

SSL Certificate Authority

Ordainketa segurua / Pago seguro:

Iconos tarjetas